CIRURGÍA PLÁSTICA

La cirugía plástica engloba la cirugía plástica reparadora y la cirugía plástica estética.
La reparadora procura restaurar o mejorar la función y el aspecto físico en las lesiones causadas por accidentes y quemaduras, en enfermedades y tumores de la piel y tejidos de sostén y en anomalías congénitas, principalmente de cara, manos y genitales.
La cirugía plástica estética, en cambio, trata con pacientes en general sanos y su objeto es la corrección de alteraciones estéticas, con la finalidad de obtener una mayor armonía facial o corporal, o de las secuelas producidas por el envejecimiento.
A veces estas circunstancias repercuten en la estabilidad emocional de los pacientes, mejorando con las intervenciones de estética su calidad de vida en las relaciones profesionales, sociales y afectivas.