Transplante Capilar

¿Cómo se pueden solucionar actualmente los problemas de calvicie?
Los avances en trasplante capilar son una buena solución para los problemas de calvicie.Actualmente, el progreso de las técnicas de cirugía estética, la microcirugía, el perfeccionamiento del instrumental y los conocimientos científicos permiten realizar autotrasplantes de pelo, consiguiendo un volumen y una densidad satisfactorias.

¿En qué consiste el trasplante capilar?
El trasplante de cabello es un procedimiento quirúrgico consistente en que, de una zona posterior o lateral de la cabeza (zona que denominamos «dadora»), se obtiene un fragmento de piel y del tejido celular subcutáneo que incluye los folículos pilosos. La múltiple y cuidadosa subdivisión de este fragmento permite obtener pequeños injertos que llamamos «miniinjertos», si contienen de cuatro a ocho cabellos, y «microinjertos» si contienen uno o dos cabellos. Por otra parte, en la zona receptora, previamente diseñada, se realizan pequeños agujeros en los que se van alojando los injertos obtenidos. La zona dadora se sutura y queda oculta por el propio cabello del paciente, luego se retiran los puntos a los diez días. En la zona receptora puede dejarse un vendaje compresivo durante unas horas.

En una sesión, ¿cuántos cabellos se pueden injertar?
De tres mil a cuatro mil cabellos en una sesión, que acostumbra a durar entre tres y cuatro horas.

¿Cuántas sesiones son necesarias?
Según la importancia de la calvicie, serán necesarias más o menos sesiones. Una sesión puede durar entre tres y cinco horas, según el número de injertos que se implanten, aunque hay limitaciones en cuanto a la cantidad de autotrasplantes que es posible realizar. El microinjerto de cabello tiene la ventaja de que, una vez crecido, no se cae. Se trata del propio cabello natural, aunque debemos tener en cuenta que ésta no es una técnica válida para rellenar en abundancia y densidad una calvicie completa. Es el tratamiento idóneo para rellenar zonas con baja densidad de folículos pilosos y evitar la calvicie. Después de una primera sesión, y dependiendo del resultado que se desee obtener, pueden realizarse sesiones adicionales a partir de los seis meses. El cabello implantado comienza a crecer, generalmente, al tercer mes de la implantación. Cuando el cabello ha crecido, se puede lavar, cepillar, cortar, peinar, rizar y teñir sin ningún problema.

¿Se realiza con anestesia local?
Sí, y como normas posoperatorias debe tenerse en cuenta que se deberá hacer reposo absoluto durante los tres primeros días tras la intervención. Por otra parte, es normal la inflamación de la frente y los párpados. Asimismo, se formarán unas pequeñas costras en los puntos de implantación, que caerán espontáneamente en unos diez días. El cabello puede lavarse al cuarto día. Los puntos se retirarán entre el noveno y el decimocuarto día después de la intervención.

¿Existe otra técnica para reducir la zona de calvicie, además de ésta?
En algunos casos se pueden recortar, en varias sesiones quirúrgicas, las zonas sin cabello. También hay técnicas para estirar la piel con pelo, mediante expansores y distractores, que permiten reducir la zona sin pelo más rápidamente.
Pero, doctor, yo he visto otra técnica, cuyo nombre no recuerdo, en la que los mechones de cabello implantados quedaban igual que los de una muñeca.Si, ya sé a qué te refieres. Es la técnica del punch, que ha quedado actualmente desfasada y apenas se aplica. Debes tener en cuenta que en el inicio de los injertos capilares, en los años ochenta, se empezaron a implantar pelos artificiales de origen sintético y, cuando se pasaba el peine por primera vez, se caían la mitad de ellos. Después se aplicó la referida técnica del punch, en la que los cabellos eran ya naturales, pero procediéndose a injertar un grupo numeroso de cabellos muy separados de otros grupos de pelos. El resultado no era natural ni agradable, pareciéndose realmente al pelo de muñeca.